▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄▀▄

╠═╩═╦═╩═╦═╩═╦═╩═╦═╩═╦═╩═╦═╩═╣
*+*+*+*+*+*+*+*+*+*TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS*+*+*+*+*+*+*+*+*+*

domingo, 29 de abril de 2018

Mejor que no

Yo tuve la mejor flor,
la mejor de la planta más dulce...
Pero no!
Mejor no hablar de ciertas cosas.

martes, 9 de septiembre de 2014

Life

las barreras son un problema, siempre lo serán para cualquier idea, iniciativa o persona, alma deambulante, estrella fija, todo rumbo debe ser siempre libre y completamente recorrido. Las barreras son un problema, siempre lo serán, y aberrantemente más si son autoimpuestas. ¡Que es un ave que sufre de vértigo! No hay mal peor que el que nos fabricamos nosotros mismos, como si la vida fuera un sendero libre de obstáculos por el cual podríamos rodar jubilosos hasta que la maldita muerte nos lleve consigo... y como si fuera mentira, es solo que nadie lo ve, todos quieren y nadie puede... malditas barreras, maldito trajín, maldito oleaje que siempre nos lleva, nos aleja, nos traga y luego nos escupe flácidos, arrepentidos, compungidos, cansados.

domingo, 17 de julio de 2011

hoy...esta vida

Esta noche te quiero como esta noche.
En montañas se suspiros llevo tu aliento. Espeso mis lágrimas evitando su estallido. Solo humedezco mis cristales dolidos, secos a fuerza por mi pasado extenso camino.
Llego sin forma al regocijo de un valle tan en sueños esperado. Me compongo y danzo con el viento que visita mis rincones de olvido. Vivo en tu mundo que no es mas que el mio, por horizontes distintos, pero en un mismo sentido. Hoy estás para siempre conmigo, hoy te respiro y te siento en el frio.

sábado, 9 de abril de 2011

asi con el paso del tiempo

Asi se le pasa a uno la vida, es verdad cuando alguien dice que no te das ni cuenta y ya estas rodeado de nietos, jubilado, canoso, casi con una pata adentro y la otra fuera. Pensar que son mas de setenta años, y uno los puede revisar en no mas de diez minutos. Cuantas horas de mi vida habré malgastado sentado frente al televisor, cuantas horas sentado en una oficina tosca, poco amable, alumbrado con la luz falsa y deprimente de unos tubos fluorescentes que cada un mes empezaban a pestañear para joderte otro poco la vida.
Cuantas ganas de dejar todo y arrancar a la paz, a la acogedora naturaleza, o la la loca vida en ruta del rockero stoner sin limitaciones, tantos viajes frustrados, tantas ganas que murieron siendo eso, solo ganas, y ahora que puedo, ya estoy viejo.
¡Que valor que tiene la vida!... Que ganas de poder vivirla dos veces.